IMG_9246

Ir de blancos

La semana pasada hablando con mi amigo Carlos, me comentaba que su padre es un gran amante de los vinos blancos, y desde chiquititos les ha enseñado a entender y valorar esta especialidad. Tanto es así, que entre su familia es muy común la expresión “Ir de blancos”. Confieso que el término me encantó, y le pedí permiso para que fuera el título de éste, mi segundo post.

En estos días he tenido bastantes compromisos sociales, y he aprovechado para sacar el tema y darme cuenta que no solo es la expresión del padre de Carlos, si no que “Ir de blancos” está de moda.

“Ensucia menos los dientes”, “entra mejor al paladar”, “en verano es ideal”… son algunas de las expresiones que escuchaba a colegas y conocidos. Yo además, he querido documentarte y traer a este texto algo de rigor científico. Por ello, he seleccionado siete (por ser mi número preferido) ventajas de beber vino blanco:

  1. Según un estudio realizado por la Universidad de Leicester “el consumo de vino blanco puede reducir hasta un 50% el riesgo de tumores intestinales.
  1. A partir de los 40 años beber 3 copas de vino blanco a la semana mejora la salud cerebral. El ácido fenólico de las uvas blancas ayuda a prevenir enfermedades degenerativas como el alzheimer.
  1. El vino blanco, en más proporción que el tinto, fomenta la salud pulmonar, debido a sus propiedades antioxidantes. La dosis de resveratrol es clave para ello.
  1. Ayuda a mantener la línea. Las dietas para adelgazar pueden permitir el consumo de vino blanco. De hecho, un estudio realizado en la Universidad de Hohenheim encontró que una dieta en la que el 10% de las calorías provengan del vino blanco, permite una pérdida de peso más rápida.
  1. Reduce la resaca gracias a la baja concentración química que posee, disminuye las náuseas y la irritabilidad que producen el excesivo consumo de alcohol.
  1. Las propiedades del vino blanco ayudan a prevenir los ataques al corazón pues aminora las posibilidades de coagulación de la sangre, y potencia la función cardíaca y el rendimiento vascular, según un estudio realizado en la Universidad de Connecticut.
  1. Combate el envejecimiento. Dipak K. Das, profesor de la Escuela de Medicina en la Universidad de Connecticut afirma que « los vinos blancos son ricos en un tipo de composición antioxidante que también está presente en el aceite de oliva”. 

Durante siglos nuestro paladar ha estado acostumbrado a los sabores dulces y afrutados, es por esto que un vino blanco se nos hace más familiar y fácil de tomar.

Poniendo un poco de humor, os cuento un dato, cuanto menos curioso: en estos días la bodega californiana Kendall-Jackson  ha puesto en marcha la campaña mundial “White Wine Emoji” para que la copa de vino blanco tenga su simbolito en redes sociales. Un guiño a todos los amantes de “las cepas blancas”. Una iniciativa que apoyamos desde la marca Marisol Rubio.

En el mercado encontramos grandes vinos blancos, y entre ellos, nuestro vino CIMA, un producto innovador. Un blanco seco elaborado con uva 100% Pedro Ximénez  con una entrada en boca suave, armoniosa y persistente.

IMG_9246

Piedad Garrido

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email